sábado

A veces uno toca un cuerpo y lo despierta



  • A veces uno toca un cuerpo y lo despierta
  • por él pasamos la noche que se abre

  • la pulsación sensible de los brazos marinos
  • y como al mar lo amamos

  • como a un canto desnudo
  • como al solo verano

  • Le decimos luz como se dice ahora
  • le decimos ayer y otras partes

  • lo llenamos de cuerpos y de cuerpos
  • de gaviotas que son nuestras gaviotas

  • Lo vamos escalando punta a punta
  • con orillas y techos y aldabas

  • con hoteles y cauces y memorias
  • y paisajes y tiempo y asteroides

  • Lo colmamos de nosotros y de alma
  • de collares de islas y de alma

  • Lo sentimos vivir y cotidiano
  • lo sentimos hermoso pero sombra.


Homero Aridjis



----------------------------

16 comentarios:

elena clásica dijo...

Hermosísimo poema, que certeza como vamos llenando el cuerpo amado de todas las sensaciones que buscamos en nosotros mismos, sombra de nuestros deseos, no obstante es increíble saber un colmar un cuerpo de tanto amor....
Esa fotografía es sutileza y belleza pura.
Fantástico, bailarina. Besitos para ti.

Elise dijo...

different !

Adolfo Payés dijo...

Y lo sentimos tanto que tus versos enamoran... bello poema..


Un abrazo
Saludos fraternos..

Que disfrutes del fin de semana..

Loli Martinez dijo...

Cuanta belleza y sensibilidad en este bello poema , es hermoso dejarse impregnar con las melodias del amor en movimiento .Todo se funde en un instante.......emoción y sentimientos .Bello...
Un besazo .

sedemiuqse dijo...

Bellisimo
besos y amor
je

Albino dijo...

Siempre encuentras el poema adecuado para la ilustracion precisa o al reves.
Pero como bailarina conoces bien el arte de la conjuncion.
Besos

Albino dijo...

Como se que te gustan las pinturas sobre ballet, tengo la reproducción del cuadro de una bailarina pintada por el gallego Alfonso Costa, de fama mundial. Ya la escaneé pero, logicamente, no se como mandártela, salvo que veas mi email en mi blog y me mandes el tuyo.
Creo que te gustará y te servirá para alguna ilustración.
Besos

Lozzano dijo...

Mágico y bello, Carla. Como siempre un placer visitarte.
Alguna vez prodrías colgar algún video tuyo bailando...
Besos.

helena dijo...

Pues colmamos de nosotros mismos el cuerpo que amamos, y guardamos su aroma y lo conocemos como si fuera nuestro...tanto amor tenemos para dar.
Precioso poema, como siempre. Un beso.

Calipso dijo...

Carla me encanta este poema, me recuerda un despertar, cuando poco a poco sientes todo lo que te rodea, redescubres tu cuerpo, tu alma.

Un abrazo!

LUMPENPO dijo...

Poema de un paisano mío, hermosa poesía en reflejo de bailarinas que se reflejan en el agua de su vida y su bajada...

Saludos bailarina de letras.

carmensabes dijo...

¿¿¿Donde vas con ese pedazo de fotografía tan divina???

Muy bonito el poema nena, me emocioné la verdad...

Maravilloso post!!

Andrea dijo...

Precioso y sensible poema, la fotografía es tan mágica, sutil y delicada...

Carla, me gustó muchísimo. Gracias por compartir tanta sensibilidad y belleza.

Un besazo! ^-^

jorge dijo...

tocar un cuerpo y despertarlo

¿Puede haber algo mejor?

Carla Tormenta dijo...

Gracias a todos, sois estupendos.

De momento soy una joven aprendiz de bailarina, me estoy preparando en Madrid y Barcelona y aprendiendo día a día con grandes maestros.

Este mundo es muy difícil y me esfuerzo sobre todo en disfrutar y aprender.

Casi no tengo tiempo de visitaros, pero cuando saco un momentito lo hago encantada porque teneís todos unos blogs muy especiales.

Un abrazo muy cariñoso.

Carla

--------

Femme d chocolat dijo...

Me gusta el estilo de la foto

Que peculiar blg tienes, Carla, nunca hubiera imaginado que había tanto arte temático enfocado sólo a la danza, la verdad que me sorprende


Un abrazo

EL ALMA DE LA BAILARINA

EL ALMA DE LA BAILARINA
“El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta, en su corazón; el alma del cantante reside en su garganta. Pero el alma de la bailarina, tiene su morada en todo su cuerpo” Gibran Khalil Gibran

Enlázame

BannerFans.com

FANTASY, MI OTRO BLOG

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

El trabajo del cuerpo, eleva el espíritu y sosiega la materia.