sábado

El cuerpo es morada pasajera

Maria Pace





El cuerpo, criatura delicada,
tierno como las rosas en el alba,
conserva su frescura primera junto al miedo
que vive de él, y en soledad profunda
lo devora con un afán intenso
de perfección.

El cuerpo es morada pasajera
del espíritu nómada,
su consuelo,
su fiel compañía generosa,
su sombra en la llanura
sin rumores,
su imagen sorprendida,
su grito sin color
y su esperanza.


Fernando Paz Castillo




*

3 comentarios:

El Toro de Barro dijo...

Amo mi cuerpo. Me ha servido bien, aunque hoy no sea sino un amasijo de linfas y de sangre...Más o menos se dirigió así a su amado Antinoo el Adriano de Margarite Yourcenar. Pero yo, para mi desgracia, no soy ningún emperador que busca guarecerse en un jardín escondido de las luces cortesanas, y poemas como el tuyo, o la contemplación de los cuerpos jóvenes alzándose en una danza de amor como el fuego en el aire, me arrastran a los bucles de la melancolía y me devuelven a la contemplación de lo que fue con un gesto de dolor del que no vale arrepentirte para redimirse...

ana sáenz dijo...

tenemos un cuerpo que comparte los placeres que nos dá la vida

abrazos

Loli Martinez dijo...

Mágico y generoso canto al cuerpo y espíritu.Felicidades por tu elección.
Espero tengas un maravilloso año lleno de alegría.
Un besito mágico.

EL ALMA DE LA BAILARINA

EL ALMA DE LA BAILARINA
“El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta, en su corazón; el alma del cantante reside en su garganta. Pero el alma de la bailarina, tiene su morada en todo su cuerpo” Gibran Khalil Gibran

Enlázame

BannerFans.com

FANTASY, MI OTRO BLOG

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

El trabajo del cuerpo, eleva el espíritu y sosiega la materia.