sábado

Tarde o temprano sangrará tu herida, y no será momento de hacer frases

Luis Roibal


Nada, ni el sordo horror, ni la ruidosa
verdad, ni el rostro amargo de la duda,
ni este incendio en la selva de mi cuerpo
que amenaza con no extinguirse nunca,
ni la terrible imagen que golpea
mis ojos y tortura mi cerebro,
ni el juego cruel, ni el fuego que destruye
esa otra imagen de armonía y fuerza,
ni tus palabras, ni tus movimientos,
ni ese lado salvaje de tu calle,
impedirán que encienda en tu costado
la luz que da la vida y da la muerte:
tarde o temprano sangrará tu herida,
y no será momento de hacer frases.

Luis Alberto de Cuenca


9 comentarios:

elena clásica dijo...

¡Tocada! ¡Hundida! No, no será momento de hacer frases, cuando sangre...
Este Luis Alberto de Cuenca me mata. ¡Qué gigantequé bárbaro!

Y con esa belleza de Luis Roibal, ¡vivan los Luises!
¡Qué grande, Carla, qué grande!

helena dijo...

Este poema no puede dejar indiferente a nadie porque llega y anida directamente en el alma. Gracias por traerlo a nosotros. Un saludo

El Profe dijo...

Gran poema porque dice gran verdad: cuando sangran las heridas no es buen momento para frasear... Y también eso otro de que hay un fuego que enciende la luz que da vida y da muerte. De eso sabían muy bien los místicos, como lo saben los enamorados.
Muy bonito tu post. Me gusta visitar tu blog de mágico arte, poesía, pintura, música, tanta danza...
Un saludo afectuoso.

spok dijo...

Este poema es demoledor y como bien dice Helena hay que ser de madera para no conmoverse con él, fantastico y fantastica tambien la ilustracion, como siempre, gracias.
Salu2

carmensabes dijo...

Impactante Luis Alberto de Cuenca, siempre tocando la fibra más profunda..
La pintura deliciosa..

Un placer!

Carla Tormenta dijo...

Gracias amiguitos, sois geniales!!

Besosssssssssssssssss a todossssssssssssssssssssss

Loli Martinez dijo...

Hola Carla .
Intenso poema .Personalmente me ha dejado sobrecogida.
Felicidades.
Un beso.

Mar dijo...

Inmenso poeta!
Qué versos!

Gracias por compartilos, Carla

SUREANDO dijo...

Qué fuerte, pero qué bello al mismo tiempo.
No conocía al poeta.
Gracias por mostrarlo y la pintura magnífica.
Un abrazo

EL ALMA DE LA BAILARINA

EL ALMA DE LA BAILARINA
“El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta, en su corazón; el alma del cantante reside en su garganta. Pero el alma de la bailarina, tiene su morada en todo su cuerpo” Gibran Khalil Gibran

Enlázame

BannerFans.com

FANTASY, MI OTRO BLOG

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

El trabajo del cuerpo, eleva el espíritu y sosiega la materia.