sábado

Pena Bienhallada, Miguel Hernández

Sergio Martinez




Ojinegra la oliva en tu mirada,
boquitierna la tórtola en tu risa,
en tu amor pechiabierta la granada,
barbioscura en tu frente nieve y brisa.

Rostriazul el clavel sobre tu vena,
malherido el jazmín desde tu planta,
cejijunta en tu cara la azucena,
dulciamarga la voz en tu garganta.

Boquitierna, ojinegra, pechiabierta,
rostriazul, barbioscura, malherida,
cejijunta te quiero y dulciamarga.

Semiciego por ti llego a tu puerta,
boquiabierta la llaga de mi vida,
y agriendulzo la pena que la embarga.




  • Miguel Hernández

9 comentarios:

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

hoy la red es toda Miguel es toda Hernández.......... :)

Besicos

emejota dijo...

Bellísimo poema de amor. Maravilloso cuerpo el de la dama de la foto. Un fuerte abrazo.

Francesc Cornadó dijo...

Miguel Hernández un torrente que no cesa.

Salud

Francesc Cornadó

sedemiuqse dijo...

Miguel Hernandez.

besos

RITMO RANCIO dijo...

Querida Carla:
Tremendo poema de Miguel Hernández
Fantástica ilustración
Besos musicales

Mónica López Bordón dijo...

Hola Carla:

Me ha encantado descubrir tu blog. es una verdadera maravilla.

Besos
Mónica

Francesc Cornadó dijo...

Carla, como artista que eres de este noble arte de convertir la música en imagen y movimiento te comento:

Ayer en el Liceo, el Semperoper Ballet (Dresden)con Giselle, coreografía de David Dawson, estuvo para mi gusto, flojito flojito. Nada que ver con las representaciones del año pasado del English National Ballet y del Royal Ballet cuya interpretación de La bella Durmiente (Marius Petipa) fue una obra de arte y el vestuario algo para recordar siempre.

Salud
Francesc Cornadó

Carla Tormenta dijo...

Gracias por tu aportación querido Francesc, yo soy todavía una bailarina novata y estoy aprendiendo, me queda tanto...

Besos

Francesc Cornadó dijo...

Todos somos novatos, Carla, el día que dejemos de aprender... Ay! Ay!

Salud

Francesc Cornadó

EL ALMA DE LA BAILARINA

EL ALMA DE LA BAILARINA
“El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta, en su corazón; el alma del cantante reside en su garganta. Pero el alma de la bailarina, tiene su morada en todo su cuerpo” Gibran Khalil Gibran

Enlázame

BannerFans.com

FANTASY, MI OTRO BLOG

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

El trabajo del cuerpo, eleva el espíritu y sosiega la materia.