domingo

Tú vienes, tan ligera...

Igor Medvedev



Tú vienes, tan ligera

como el ángel que va de rayo en rayo

de sol sobre la hierba,

que apenas si se entera

cuando ya fue y no está ni en es ni en era.

¿Y no te vi otra vez

viniendo así, aunque entonces bien distinta?

¿O será que tal vez

misma joven pinta

su propia luz y siendo ya es distinta?

¿Qué sabemos los viejos

de tan dulce, fugaz advenimiento?

¿Quedó todo tan lejos

apenas un momento

cruza tu aroma en el temblor del viento?


 Antonio Deltoro



.

1 comentario:

ANTONIO CAMPILLO dijo...

¿Se puede ser eternamente joven porque se ha atrapado en el tiempo un instante de la persona que lo requiere? Posiblemente. Pero, ¿ya no puede actuar directamente en la intervención directa de la vida? ¿Solo puede visionar el paso de su tiempo y el de los demás? Lo importante es avanzar, experimentar y desde el lugar que corresponda intervenir en la vida de todos y por todos, incluyendo, como no, la propia.

Un cariñoso abrazo, querida amiga Carla.

EL ALMA DE LA BAILARINA

EL ALMA DE LA BAILARINA
“El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta, en su corazón; el alma del cantante reside en su garganta. Pero el alma de la bailarina, tiene su morada en todo su cuerpo” Gibran Khalil Gibran

Enlázame

BannerFans.com

FANTASY, MI OTRO BLOG

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

El trabajo del cuerpo, eleva el espíritu y sosiega la materia.