domingo

Incredulidad

Guan ZeJu






Incredulidad


No eres
posible,
no es posible
que todo el calor del mundo
haya cobrado la forma de tu cuerpo
tendido e irradiante junto al mío,
no es posible tu cuello
girando sobre la almohada lentamente
como fanal de dicha,
tanta fructificación no es
posible, tan alta primavera
desbordando tus pechos y tus manos
hasta inundar todas las alcobas de mi vida,
no es posible el latido de tu sueño
cuando convoca
paisajes como caricias, dédalos susurrados
de fraternidad y auxilio y maravilla,
no es posible la paz de tu vientre rubio
si te busco debajo de las sábanas.
Desnuda no eres posible. Junto a mí, no es posible.
Eres lo más real y no es posible.


5 comentarios:

ufff43 dijo...

Carla que preciosidad de pintura esas transparencias son increibles y el poema genial elección

Un abrazo enorme

emejota dijo...

Lo imposible se viste de magia en nuestra mente y cobra vida. Un abrazo.

RITMO RANCIO dijo...

Querida Carla:
Un bello poema ilustrado por sensual pintura.
La incredulidad del amor y sin embargo plausible...
Como siempre un placer entrar en tu blog.
Besos a ritmo

PACO HIDALGO dijo...

Un placer poder saludarte nuevamente, Carla, tras unos meses de total descanso y relax. El poema que nos dejas hoy es para reflexionar, y sólo se puede decir que el amor es así, impredecible. Te espero en ArteTorreherberos. Saludos.

Francesc Cornadó dijo...

Magnífico poema. En cuanto al amor, ¡atención, ciertas prevenciones!:

El lenguaje de las flores

Conozco, desde hace tiempo, el lenguaje de las flores
y he preguntado al azahar
si tus mejillas encendidas me quemarían los días,
si los ojos llorosos de las noches del sur
me traerían el espanto del amor perdido.

Las flores responden con la lengua de siempre:
el fuego y la noche son apariciones naturales
como la serpiente y el ácido desoxirribonucleico



Salud


Francesc Cornadó

EL ALMA DE LA BAILARINA

EL ALMA DE LA BAILARINA
“El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta, en su corazón; el alma del cantante reside en su garganta. Pero el alma de la bailarina, tiene su morada en todo su cuerpo” Gibran Khalil Gibran

Enlázame

BannerFans.com

FANTASY, MI OTRO BLOG

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

El trabajo del cuerpo, eleva el espíritu y sosiega la materia.