domingo

Los cuerpos se rozaban exactos y encendidos

Fletcher Sibthorp




Para A.

Y aquel círculo sacro cerró entorno nuestro.
Todo era oscuridad y atmósfera callada.
Un centro nos unía y una emoción muy cálida.
Los cuerpos se rozaban exactos y encendidos,
y la piel profería su lenguaje perfecto.
Una dulce pasión en un círculo negro,
mientras la hoguera llena de sentidos el tiempo
y me cuenta tu mano la maravilla toda.
Si algún día he de hablar en favor de la vida,
no olvidaré esa noche en el círculo ciego,
ni a ti, que me enseñabas minucioso lo eterno.
  • De “Como a lugar extraño”
  • Luis Antonio de Villena


8 comentarios:

elena clásica dijo...

Vaya, rozando la eternidad con las letras y la danza que conjunción misteriosa y mística. Maravillosa.

Adolfo Payés dijo...

Hermoso como siempre le versos nacido de tu lama..

Un abrazo
Saludos fraternos

Suerte para esta nueva semana que comienza.

Lozzano dijo...

Me gusta pasear por tu sitio tan lleno de armonía, belleza y buen gusto.
Un abrazo.

Andrea dijo...

Una atmósfera de emoción, calidez, perfección y maravilla es la que me envuelve cada vez que visito este espacio.

Por cierto, me encanta la musica que seleccionaste... muy hermosa...
Saludos!

helena dijo...

Todo lo que nos toca el corazón lo retenemos, aunque sólo sea un sueño, porque a veces el sueño es nuestra vida misma.
Un abrazo

carmensabes dijo...

"Los cuerpos se rozaban exactos y encendidos"... oh.. cuanta poesía en esas palabras, cuanta pasión en los versos de Luis Antonio de Villena, un escritor fuera de modas y sensible hasta la locura.

La pintura es tan delicada, tan exquisita, que contemplarla en silencio es, obligada tarea.

Un besiño pequeña bailarina... la mejor!!!

Femme d chocolat dijo...

Hermoso poema de Villena. Tiene cosas muy bonitas.

Y me encanta la imagen, tiene algo de mágico.

un beso

Calipso dijo...

Magico momento al que me transporta el poema de Villena, quizas dentro de ese cuadro, mientras el me enseñaba minucioso lo eterno...

Un abrazo, y decirte que me encanta.

EL ALMA DE LA BAILARINA

EL ALMA DE LA BAILARINA
“El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta, en su corazón; el alma del cantante reside en su garganta. Pero el alma de la bailarina, tiene su morada en todo su cuerpo” Gibran Khalil Gibran

Enlázame

BannerFans.com

FANTASY, MI OTRO BLOG

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

El trabajo del cuerpo, eleva el espíritu y sosiega la materia.