lunes

Bajo qué ramas, di, bajo qué ramas

The Dancers, Cher Odum







Bajo qué ramas, di, bajo qué ramas
de verde olvido y corazón morado
la roja danza muerde tus talones
y te estrechan amantes amarillos.

Desde qué repentina lontananza
giras, me nombras, saltas entre el aire,
mientras yo permanezco absorto en sueños
aún dormida creyéndote en mi alcoba.

Qué plateada tristeza te reviste,
si alegre hasta tu alegre voz acudo,
los pies descalzos, para entrelazarme
sal paso de tu danza apresurada.

Dónde te vas cuando te vas y lloran
las colinas, a solas con tu nombre
para siempre, hasta oír al lado mío
tu voz que me pregunta a quién aguardo


Bajo Qué Ramas, Di, bajo Qué Ramas
Antonio Gala



6 comentarios:

El Profe dijo...

Hermosísimo el poema de Antonio Gala.
Saludos.

spok dijo...

Amor, desamor y danza.
Encuentro, desencuentro y danza.
Bello, bellisimo el poema y la ilustracion, gracias.
Salu2.

Hammelinn dijo...

Hola amiga, gracias por prescentarme a Antonio Gala, no lo conocía, voy a investigar un poco en internet sobre su obra y leer más poemas,

bueno, un placer venir a visitarte amiga !!!!

Un besote enorme desde Montevideo !!

Muak

carmensabes dijo...

Bueno, bueno, este poema de Gala se sale por los bordes!!!

Magistral, esta vez queridísima, el poema, sin lugar a dudas, es el protagonista absoluto del post!!!

La pintura es muy tierna, muy viva.

elena clásica dijo...

Los colores de Odum nos traen el verano absoluto, la posesión inmensa de la visa. El poema de Gala es extraordinario, sutil, elevado, de metáforas exquisitas.
Precioso! Precioso!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Carla,

Veo que tú también te rodeas de los mejores. Esta vez, con Antonio Gala. Hermoso poema el que nos presentas.

En tu visita a mi espacio me dices que es un lujo: el mérito es de los autores que me rodean, siempre los mejores.

Un beso, y encantado de haberte conocido.
Volveré por tu espacio.

Antonio

EL ALMA DE LA BAILARINA

EL ALMA DE LA BAILARINA
“El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta, en su corazón; el alma del cantante reside en su garganta. Pero el alma de la bailarina, tiene su morada en todo su cuerpo” Gibran Khalil Gibran

Enlázame

BannerFans.com

FANTASY, MI OTRO BLOG

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

El trabajo del cuerpo, eleva el espíritu y sosiega la materia.