jueves

Si tú eres el altar de piedra yo soy la mano sacrílega

Daniel Edmondson


Si tú eres la yegua de ámbar
yo soy el camino de sangre
Si tú eres la primera nevada
yo soy el que enciende el brasero del alba
Si tú eres la torre de la noche
yo soy el clavo ardiendo en tu frente
Si tú eres la marea matutina
yo soy el grito del primer pájaro
Si tú eres la cesta de naranjas
yo soy el cuchillo de sol
Si tú eres el altar de piedra
yo soy la mano sacrílega
Si tú eres la tierra acostada
yo soy la caña verde
Si tú eres el salto del viento
yo soy el fuego enterrado
Si tú eres la boca del agua
yo soy la boca del musgo
Si tú eres el bosque de las nubes
yo soy el hacha que las parte
Si tú eres la ciudad profanada
yo soy la lluvia de consagración
Si tú eres la montaña amarilla
yo soy los brazos rojos del liquen
Si tú eres el sol que se levanta
yo soy el camino de la sangre



  • Octavio Paz

  • Nombre del Poema: MOVIMIENTO

3 comentarios:

elena clásica dijo...

¡Ayyyyy, Carla Tormenta! Así que Octavio PAz, ¿eh? Por aquí vas removiendo sensueños. Uno de mis más querido, apasionadísimo poeta. Le adoro y estepoema, bueno... de los grandemente profundos, amorosos, fuerza vital pura, amor, gritos, cuchillos, bosques y sangre, ¿Qué más? Claro, el azul eléctrico de la bailarina, belleza de Edmondson, a cuyo conocimiento asisto complacida, en este elevado espacio.

Belleza profunda en tus olas. Un besazo.

carmensabes dijo...

"Si tú eres la ciudad profanada
yo soy la lluvia de consagración"

Este poema de Octavio Paz es una pasada niña!!!

Delicada la bailarina, tiene un color el traje tan..azullllll

spok dijo...

si tu eres carla tormenta
yo soy spok
si tu tienes un blog maravilloso
yo soy tu ferbiente admirador
si tu colocas una entrada gloriosa
yo me desago en elogios
salu2

EL ALMA DE LA BAILARINA

EL ALMA DE LA BAILARINA
“El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta, en su corazón; el alma del cantante reside en su garganta. Pero el alma de la bailarina, tiene su morada en todo su cuerpo” Gibran Khalil Gibran

Enlázame

BannerFans.com

FANTASY, MI OTRO BLOG

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

El trabajo del cuerpo, eleva el espíritu y sosiega la materia.