sábado

Viene despacio a tender sus manteles de ternura

Cristina Rettegi, GIRL DANCING



Viene despacio
entra
tropieza con mi tos
con mi costumbre de dejar la nuca
en cualquier parte
viene despacio
ordena mis silencios
desata las palabras necesarias
recibe la correspondencia de mis ojos
viene despacio
a tender sus manteles de ternura
viene despacio
apenas echa humo para no despertarme
se abre paso entre vasos arrojados al día
retratos de mujeres
noches de bronca y noches de ginebra
viene despacio
con su echarpe celeste subiéndose a mis mástiles
viene despacio
entra
se arrodilla al borde de mi alma
y junta los fragmentos de mi risa
después… se vuela azul como la tarde.



Jorge Boccanera


9 comentarios:

Andrea dijo...

Hola,
Espero que estés pasando un buen día. Me dijiste que estabas teniendo unos días duros, ojala que este finde lo estés pasando bien.

Me encanta la pintura de Cristina Rettegi, muy delicada y muy bella. Y que hermoso poema, me quedo con los ultimos versos: " y junta los fragmentos de mi risa depués... se vuela azul como la tarde". Fascinante. Gracias por compartirlo.

Un abrazo, Carla. `(^-^)´

helena dijo...

Yo he tardado una eternidad en intentar recomponer los trozos dispersos de mi vida...y ahora es más frágil que nunca. Me ha emocionado este poema. Mil gracias.

Albino dijo...

Nos pasamos la vida juntando fragmentos. Espero que tu hayas cnseguido llegar al todo. Bello poema y preciosa ilustracion.
Cariños

carmensabes dijo...

Pedazo de poema bonito : "se arrodilla al borde de mi alma" que tremendo!!

Hermosísima pintura, tan intensa como delicada...

Abrazos y fuerza querida bailarina!!!!

Albino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cucu dijo...

que bonito blog.... me encanta

besitos

;)

elena clásica dijo...

Es una belleza tendida con manteles de ternura, "se vuela azul como la tarde", qué delicado, así como la pintura.
Bellísimo. Muchos besos.

SUREANDO dijo...

quisiera que alguien "se arrodillara al borde mi alma"
qué belleza nos has entregado.
Un abrazo

LUMPENPO dijo...

Encuentro poemas grandes y pinturas hermosas y una bailarina que danza entre poemas ¿qué más se puede pedir?

EL ALMA DE LA BAILARINA

EL ALMA DE LA BAILARINA
“El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta, en su corazón; el alma del cantante reside en su garganta. Pero el alma de la bailarina, tiene su morada en todo su cuerpo” Gibran Khalil Gibran

Enlázame

BannerFans.com

FANTASY, MI OTRO BLOG

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

El trabajo del cuerpo, eleva el espíritu y sosiega la materia.