sábado

Ahí mismo

Dan McCaw




Ahí mismo

Te he conocido por la luz de ahora,
tan silenciosa y limpia,
al entrar en tu cuerpo, en su secreto,
en la caverna que es altar y arcilla,
y erosión.
Me modela la niebla redentora, el humo ciego
ahí, donde nada oscurece.
Qué trasparencia ahí dentro,
luz de abril,
en este cáliz que es cal y granito,
mármol, sílice yagua. Ahí, en el sexo,
donde la arena niña, tan desnuda,
donde las grietas, donde los estratos,
el relieve calcáreo,
los labios crudos, tan arrasadores
como el cierzo, que antes era brisa,
ahí, en el pulso seco, en la celda del sueño,
en la hoja trémula
iluminada y traspasada a fondo
por la pureza de la amanecida.
Donde se besa a oscuras,
a ciegas, como besan los niños,
bajo la honda ternura de esta bóveda,
de esta caverna abierta al resplandor
donde te doy mi vida.
Ahí mismo: en la oscura
inocencia.

  • Claudio Rodríguez

***


9 comentarios:

Fernando dijo...

El poema del fabuloso Claudio Rodríquez realza el entorno del cuadro de Dan McCaw que nos ofreces. Una entrada casi mágica. Un sakudo ab imo pectore.

elena clásica dijo...

Vaya un poema, tenía que ser Claudio rodríguez, el poeta de la luz misma, donde vive, y recoge las palabras como un rayo. Me ha parecido tan erótico y tan místico a la vez, que remite a la poesía más pura, de conceptos esenciales, llenando a las palabras de su pulso vital.

Unas imágenes de oscuridad y claridad, de transparencia de interior y de niebla exterior, bellísimas y tan elevadoras como apasionadas.

Perfecta correspondencia con la magnífica pintura de Dan MacCaw.

¡Fantática!

Besazos.

Lozzano dijo...

Hola Carla, hacía tiempo que no te visitaba.
Todo aquí sigue en perfecta armonía, selectas poesías y maravillosas pinturas.
Me ha gustado muchísimo la pintura del post anterior de Renata Brzozowska, por su enorme expresividad y esa pincelada tan vibrante.
Besos amiga.

Pescadora de Perlas dijo...

Pasional; muy de adentro.
La íntura va de perlas.

Te dejo un beso grande.

Mademoiselle de Maupin dijo...

Ese poema es bello.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Carla,

El poema que nos presentas es erótico, sublime, mágico, real, místico casi: toda una delicia. Poco se puede añadir a lo ya dicho por Elena Clásica. Yo me quedo con el poema y gozo de él en la medida de mis posibilidades, y mis conocimientos.

Parece que tú y yo estamos hablando de lo mismo, pero lo tuyo es magia y arte, lo mío es más aséptico, como más distante. Ya me entiendes.

Un abrazo,

Antonio

Enrique dijo...

Precioso poema.
Cuando el sexo es amor.

Y excelente la pintura de Dan McCaw.

Abrazos.

RICARDO MIÑANA dijo...

Muy bonito el verso,
es un placer leerte.
que tengas una feliz semana.

RITMO RANCIO dijo...

Querida Carla:
Que fantástica entrada¡¡¡

Resulta muy difícil hacer un comentario después de los ya desarrollados por Elena Clásica y D. Antonio Martín.

Tan sólo decirte que es una verdadera delicia pasar por tu blog.

Un fuerte abrazo musical

EL ALMA DE LA BAILARINA

EL ALMA DE LA BAILARINA
“El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta, en su corazón; el alma del cantante reside en su garganta. Pero el alma de la bailarina, tiene su morada en todo su cuerpo” Gibran Khalil Gibran

Enlázame

BannerFans.com

FANTASY, MI OTRO BLOG

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

El trabajo del cuerpo, eleva el espíritu y sosiega la materia.