sábado

A veces a tu cuerpo lo filtran los cristales...

Konstantin Razumov








Carta VIII
LA PROVOCACIÓN



A veces a tu cuerpo lo filtran los cristales, se inficiona en
el aire y en el humo y se solidifica como un pájaro viejo que se tiende sobre la cama.
Para arrancarte la piel no me hacen falta los dedos, basta con soplar
como en superficies antiguas
y recupero tu corazón entre las raíces blancas que se hunden
incluso sin tocarlas.
Así quiero comerte el corazón como manzana como piedra pómez como tubérculo.
Como quien espera
y repasa latitudes a lo lejos mientras mastica. Y si puede,
que siga latiendo, como un animal
sin piel
y con espasmos.



Emma Pedreira



***

7 comentarios:

Tara dijo...

La sutileza de tus pinturas , asi comola letra que las acompaña...todo es precioso querida amiga.
Hace poco que he vuelto pero entre a ver tu blog y a desearte feliz fin de semana.Un beso

Sneyder dijo...

…repasa latitudes y recupero tu corazón entre las raíces blancas…

Siempre acompañas los poemas, con maravillosas pinturas, me encanta.

Que tengas un feliz fin de semana.

Saludos

Odel dijo...

Un aprovocacion preciosa tanto en pintura como en poesia
feliz fin de semana

Lozzano dijo...

Delicado poema y bellísima pintura, de suave luz y maravillosas
transparencias.
Besos.

emejota dijo...

Que bueno resulta leer las emociones de la vida que ocupa esos dúctiles y jóvenes cuerpos. Lo que estuvo, lo que se fue, lo que se recuerda. Pero sigue ahí, en otros cuerpos, no se ha ido, permanece en otros lugares. Un abrazo.

RITMO RANCIO dijo...

Querida Carla:
Sorprendente poema de provocación o "devoración" quizás...
Y es que el amor tiene eso...
Un abrazo musical

Pescadora de Perlas dijo...

Hermoso literato. Cuerpo y alma se potencian; son sinérgicos.
¡Y que preciosa pintura!, parece querer traspasar la pantalla.

Un beso Carla, siempre un placer visitarte.;-)

EL ALMA DE LA BAILARINA

EL ALMA DE LA BAILARINA
“El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta, en su corazón; el alma del cantante reside en su garganta. Pero el alma de la bailarina, tiene su morada en todo su cuerpo” Gibran Khalil Gibran

Enlázame

BannerFans.com

FANTASY, MI OTRO BLOG

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

El trabajo del cuerpo, eleva el espíritu y sosiega la materia.