lunes

El infinito, Mario Benedetti

Guedy Gaston, Dancarina de harem

De un tiempo a esta parte
el infinito
se ha encogido
peligrosamente.

Quién iba a suponer
que segundo a segundo
cada migaja
de su pan sin límites
iba así a despeñarse
como canto rodado
en el abismo.

El infinito, Mario Benedetti

5 comentarios:

elena clásica dijo...

Me sumo a este homenaje, Carla querida.
Hermosa, hermosa expresión artística en tu dedicatoria, que me encoge el alma.
Expreso en tu blog todo mi dolor y mi conmoción.
Bendito seas Benedetti, sigue alumbrando el mundo allá donde estés.
HASTA SIEMPRE, AMADO POETA.

spok dijo...

Infinito es el dolor de la perdida.
Salu2

carmensabes dijo...

Mario es dueño del infinito..
Esta pena que nos atraviesa hoy, inmortal liberación es con sus versos.

Hammelinn dijo...

Triste nº1

Por la memoria vagamos descalzos
seguimos el garabato de la lluvia
hasta la tristeza que es el hogar destino
la tristeza almacena los desastres del alma
o sea lo mejorcito de nosotros mismos
digamos esperanzas sacrificios amores.

A la tristeza no hay quien la despoje
es transparente como un rayo de luna
fiel a determinadas alegrías.

Nacemos tristes y morimos tristes
pero en el entretiempo amamos cuerpos
cuya triste belleza es un milagro.

Vamos descalzos en peregrinación
triste tristeza llena eres de gracia
tu savia dulce nos acepta tristes.

El garabato de la lluvia nos conduce
hasta el hogar destino que siempre has sido
tristeza enamorada y clandestina

Y allí rodeada de tus frágiles dogmas
de tus lágrimas secas / de tu siglo de sueños
nos abrazas como anticipo del placer.

Mario Benedetti

Un abrazo desde Montevideo- Uruguay.
Muy lindo tu blog.
te voy a venir a visitar !!!

María de los Ángeles dijo...

Mario será inolvidable, infinitamente inolvidable...
Bonito lugar en el que se respira paz y arte, pienso volver a menudo.
Un abrazo grande desde Argentina.

EL ALMA DE LA BAILARINA

EL ALMA DE LA BAILARINA
“El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta, en su corazón; el alma del cantante reside en su garganta. Pero el alma de la bailarina, tiene su morada en todo su cuerpo” Gibran Khalil Gibran

Enlázame

BannerFans.com

FANTASY, MI OTRO BLOG

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

Beatrice Appleyard, dancer, England, 1934

El trabajo del cuerpo, eleva el espíritu y sosiega la materia.